Páginas vistas en total

lunes, 5 de diciembre de 2016

Una percha para faldas

¿Cómo he podido vivir sin una percha para faldas?
Me pregunto ahora que mis faldas lucen orgullosas cada una en su espacio (ellas lo merecen).



Pobres, vivieron dobladas y apiladas en el cajón de los pantalones (arrugadas, deshechas sus tablas, humilladas).



Más tarde, cuando abrieron Primark en Logroño, pasaron a ser segundo plato de prendas allí compradas. Todas juntas en la misma percha de pinzas con pegatina azul talla 10.



Gracias a Dios, y a Leroy Merlyn,  me percaté de la existencia de una percha especial, extensible y con cavidad de hasta 4 faldas.... ¡solución de soluciones!.

Ha cambiado tanto mi vida que ya no recuerdo la anterior cómo podía vivir sin ellas.

Un beso!!